lunes, 10 de octubre de 2011


FIN



No quisiera matar falsos arlequines,

pero tengo un cuchillo entre mis manos apuntándome el pecho,

un filo deseoso de escribir profunda la palabra fin.

Un día lluvioso..

El momento perfecto para no dejar huellas,

que nadie sepa,

que soy yo el asesino de mi propia existencia.

No te alarmes,

no haré perder tu tiempo en velatorios,

ni en esparcir cenizas,

ni en escuchar en cementerios textos en los que quepa vida.

Psicópatas en serie,

coleccionistas de almas,

ya no perdáis fuerzas en buscar la mía

Se que yo me puse el gorro,

pero tú le diste su alegría,

haces sonar con sus cascabeles la más preciada melodía.

¿Y ahora?

Quizá prefiera quedarme en sus silencios,

entregado a la más absurda melancolía.

Volveré a nacer mañana,

entre partos de amor,

ya sabes,

de los que no llegan a nada.

Te veré con mi alma nueva,

recién lavada.

Abrazare tus abrazos fuerte,

con los ojos cerrados,

para recordar mejor tu cara.

Como recordaré con ansia nuestros mundos,

los de los arlequines,

y las hadas.



Alfonso Teullet

viernes, 17 de junio de 2011


LA GRAN MASA

No quise ser libre por salir de esta celda,

me sirve soñar con la puerta abierta.

Poder ser quien quiera.

Como yo quiera.

Ocupa mi tiempo la rutina,

adormilado en vida.

La irreal tranquilidad:

la medicina.

Salí por la puerta de la que salen los niños,

olvidando los juguetes en sus castillos,

cuando de golpe una masa de personas sin rostro,

se acercaba a mí como cuchillos.

También salí corriendo,

en la misma dirección.

Solté de los bolsillos inocencia,

cambiándola por callos y sudor.

No hay tiempo de girar la cabeza,

y mirar alrededor,

hay que llegar el primero,

sin mas explicación...

Y sigue la carrera en la misma dirección,

ya no avanzas solo,

las mentiras compartidas se digieren mejor.

Ya vivió mi vida el corredor anterior,

con las mismas preocupaciones que ahora llevo yo.

No podían más mis piernas,

y mi cuerpo tropezó,

se que tuve suerte,

aunque sintiera dolor,

porque vi pasar la masa,

desde el suelo,

mi balcón.

Así que vayan donde quieran,

yo donde pueda ser yo,

niño alimentando palomas,

o viejo como nunca jugó.

jueves, 9 de junio de 2011

ATREVETE A GRITARME


ATREVETE A GRITARME

No me importan las horas,

podría estar sentado frente a este cristal hasta que el tiempo muera.

No tengo prisa,

Todo lo que tengo que hacer son solo excusas.

Infalible forma de cortar las alas del cuco,

da igual mañana,

si fuese mago seria este mi mejor truco.

Ahora que no hay tiempo decido perderlo,

siendo sincero…

Nunca lo fui contigo.

Perdedor de oficio,

no me hablas,

también e perdido,

contigo.

Decidí dormir caliente,

en lugar de arriesgar por tus besos.

Entiéndeme,

ya los tenía perdidos.

O eso creo.

Y de pronto,

entre sueños,

me despierta tu esencia atronando en tu nombre.

No hay calor que pieles me arropen,

tanto como tenerte enfrente.

No hay calor que pieles me arropen,

tanto como tenerte.

Mírame y grítame fuerte,

¡cobarde!

¡viejo loco!

¡déjame y vete!

Pero mírame y grítame fuerte.

miércoles, 8 de junio de 2011


CUANDO ME HABLÓ EL ESPEJO

¡Que haces hay parado!

¿No tienes nada mejor que hacer que mirar en mí tu mirada?

Llevas horas en esta casa sin decir nada…

¿Esperas que se mueva por ti tu silueta?

¿O quieres que diga en mí tu boca lo que tu boca calla?

No va a hacer tu reflejo nada que tú no hagas.

No va a aparecer nadie en mí que frente a mí no haya.

Mira,

yo te hablare si me tapas.

Te diré sin mirarte lo que de ti recuerdo.

He visto tu cara cambiar,

como cambia también la de tus dueños.

Al principio de tenerte sonríen,

y tú sonríes

Después de un tiempo,

durante mucho tiempo,

gritan tus ojos cansancio,

tristeza los suyos,

que te abandonan por cobarde,

para tristeza los tuyos,

que despiertan siempre tarde.

No tienes ahora dueño,

ni quieres que te aten,

pero es largo este invierno,

y hay abrazos que lo valen.

No quieres hacer daño,

aunque hay besos que lo hacen,

a cambio de calor,

egoísta el frío que te nace.

Destápame y mira sin quemarme,

te conté las excusas que te crecen,

otra vez por cobarde...

Ahora que te ves,

ahora que no hay nadie,

di sino es por ella,

la que no besaste,

la que no lo sabe.

jueves, 26 de mayo de 2011


LAS LLAVES DE MI BOCA

¡Mierda!

No encuentro las llaves de mi boca,

¿Fuiste tu?,

¡Maldita manía de colocarlo todo!

Necesito llegar a esos oídos,

no es nada importante, ni bonito,

ni siquiera sé las palabras que me quedan,

pero las necesito,

¿Y si llego tarde otra vez?

Por favor, ayúdame a buscar…

Ayer estuve en unos ojos,

miraré detrás,

empieza tú por el recuerdo,

o debajo del mar.

No, no busques por la luna.

Mejor mira en el suelo de cualquier bar..

Quizá en esas manos,

que no me llegaron a tocar,

o en el silencio de otra boca,

a la que fui a susurrar.

Espero que no se cayeran,

al tropezar con la realidad,

es absurda y grande,

no creo que las volviese a encontrar.

¿No las guardarías donde fuiste a llorar?

A lo mejor las dejaste donde se deja de amar.

Puede que me las robasen,

en un abrazo, sin más,

Pero, ¿es que no me vas a ayudar?

No quisiera salir corriendo,

y otra vez tropezar…

¡¡Ahora recuerdo!!

Es por tu puta sordera,

que no puedo hablar.

martes, 24 de mayo de 2011

NO LEER BAJO NINGUN CONCEPTO


NO LEER BAJO NINGUN CONCEPTO

Anunciaba un cartel tapando la expresión de tu cara,

…aún me atrevo más a mirarte cuando me das la espalda.

Por eso me fui a deshojar con calma,

de otros rostros,

las palabras.

Capítulos y capítulos de engaño autodidacta.

Bibliotecas con polvos,

amaneceres sin alma.

En otra habitación tú,

tu cartel,

y tu silencio.

Junto a ti mi esperanza…y mis lamentos.

Como si tú dios mientras yo en el infierno.

El cielo,

solo cuando te sueño.

También donde te sueño.

Donde ahora te sueño.

Antes no…

Pero ahora es ahora y no sé como hacerlo.

Dejé entrever tus ojos y desde entonces no duermo.

Sé que suena típico,

como decir te quiero.

Sé que suena absurdo,

como decir te quiero.

Sé que suena inútil.

como decir te quiero.

Absurdo..inútil… como ser sincero.


ENTRE TU MUNDO Y EL MIO

Rompo las rejas del pensamiento,

dejándolo escapar junto a este río de invisible tinta,

creando la fuerza de esta corriente desde tus inevitables ganas de

enterrar el día,

tu despedida…

Me ilusiona creer que es verdad,

que seguirás conversaciones de fantasía,

en tu fabrica de sueños,

mientras casi dormida.

Yo hoy moriré entre versos,

los que mis manos quieran,

como un pastor de besos dando de comer a sus fieras.

Utilizo tu frío.

Veras…

Imagino un bosque entre tu mundo y el mío,

como un susurro entre tanto ruido,

navegar en calma cuando el mar bravío.

Existe una guerra,

donde yo vivo.

Los hombres se matan y han minado los caminos.

Nadie duerme por tan incierto destino,

y hasta las conciencias cambian por paz secretos prohibidos.

Se extienden brazos para robar,

¡si todos somos mendigos!

Aun así el sol se esconde,

por lo menos una vez al día,

entonces sonrío...

Aprovecho la noche para salir al bosque,

entre tu mundo y el mío,

se encienden hogueras a la orilla del río

y los seres naturales cantan y danzan representando su hechizo.

Sigo el sendero hasta llegar al filo,

me asomo a tu mundo,

te miro.

Observo escondido,

tras los árboles desde donde escribo.

No hay razón más que ninguna,

al verte me inspiro,

y sigo…

Me descubres y corro,

como un animal herido,

siento vergüenza por las palabras que asesino.

Llega el día, y con él, el deseo.

El de esta noche volver al bosque,

entre tu mundo y el mío,

y sentiré vergüenza,

y caeré al fuego, o al río,

porque saldré corriendo…

Hasta que te encuentre en el bosque,

entre tu mundo y el mío.